ÙLCERA MALEOLAR Y ÙLCERA DORSAL DEL PIE IZQUIERDO SIN TRATAMIENTO CON COMPROMISO TENDINOSO

ÙLCERA DEL TERCIO DISTAL POSTERIOR DE PIERNA IZQUIERDA CON COMPROMISO TENDINOSO

ÙLCERA PLANTAR CON COMPROMISO TENDINOSO EN PIE IZQUIERDO

CASO DE REGENERACIÓN DE CINCO ÚLCERAS DIABÉTICAS EN MIEMBRO INFERIOR IZQUIERDO USANDO ALIMENTOS SOMETIDOS A CONGELACIÓN LENTA

Por Javier Urrutia García[1]

RESUMEN

Con este trabajo se presenta una de las tantas experiencias en el uso de alimentos sometidos a congelación lenta en enfermedades degenerativas. Incluye la experiencia del autor en un caso de regeneración de cinco úlceras diabéticas en miembro inferior izquierdo, en que fue indicada amputación a nivel de la rodilla en el Hospital San Rafael de Santa Tecla, cuya indicación fue  rechazada por el paciente. Al no mejorar, solicita ayuda al sacerdote Xavier Aguilar, quien lo refiere para terapia nutricional. El tratamiento fue la ingesta diaria tres veces al día de vegetales y animales comestibles que fueron conservados en congelación por al menos doce horas y que le produjeron la curación completa en noventa y tres días de tratamiento.

 

Palabras clave: animales, congelación, crioterapia, diabetes, regeneración, tisuloterapia, úlcera, vegetales.

ABSTRACT

 

This paper presents one of several experiences the author had with the use of slow freezing processing foods in the treatment of degenerative illnesses. It includes the case of the author experienced of the regeneration of five diabetic ulcers in the left leg. In the San Rafael Hospital of Santa Tecla, It was indicated an amputation up to the knee level; which was not accepted by the patient. Hence there were not improvement, the patient request the help of the priest Xavier Aguilar, who referred him to a nutritional therapy.  The treatment was a three day meals of vegetables and animals that were frozen at least twelve hours. As a result, he got a complete healing in a treatment of ninety three days.

 

Keywords: animals, freezing, cryotherapy, diabetes, regeneration, tisulotherapy, ulcer vegetables.

INTRODUCCIÓN

 

El autor ha formulado la “Teoría sobre el origen de la vida celular (salud celular)” [1],  donde se establece que se pueden utilizar tejidos animales y vegetales en terapéutica toda vez se cumplan con los siguientes requisitos. Los vegetales y animales escogidos para usarse terapéuticamente deben ser sometidos previamente a enfriamiento a una temperatura entre cero y cuatro grados. Los vegetales en particular pueden ser conservados en frio a una temperatura entre 2º y 4º C,  mantenidos en la oscuridad para bloquear la fotosíntesis. El enfriamiento debe efectuarse al organismo entero, en condiciones aeróbicas en el caso de usarse animales; y en el caso de los vegetales pueden ser enfriadas aquellas unidades como semillas, frutos, cereales y verduras toda vez procedan de reciente cosecha o sean recién extraídos del huerto, con manifestaciones vitales y que conserven la capacidad de germinar o crecer al ser sembrados. No es recomendable el uso de organismos muertos ni porciones de tejidos por hallarse en anoxia. El tiempo de conservación en frío en animales será el necesario hasta que se produzca su muerte, mientras que el tiempo de conservación en frío de las plantas debe ser por al menos doce horas.

 

La vía oral sería la recomendada si se usan los tejidos animales y vegetales comestibles que han sido conservados en refrigeración o congelación y preparados para ser ingeridos en la dieta diaria como alimentos, con una frecuencia de cinco veces al día (tres tiempos de comida y dos meriendas) con una total inocuidad [2]; y una gran trascendencia por su aplicación en la medicina en todas las afecciones orgánicas, particularmente aquellas que no tienen tratamiento.  Postulados que se han formulado y aplicado en el caso aquí presentado, que se presenta como evidencia.

 

METODOLOGÍA DE LA INVESTIGACIÓN

 Diseño Longitudinal Modalidad  “Estudio de caso”.

 

RESULTADOS

Caso clínico “Uso de alimentos sometidos a congelación lenta como  tratamiento en cinco úlceras diabeticas en miembro inferior izquierdo”

 

HISTORIA CLÍNICA

Lugar y fecha: Jardines del Volcán Santa Tecla. (El Salvador), 16 de abril de 2011

Consulta por “Úlceras en el pie”.

Presente enfermedad:

 

Paciente diabético de sexo masculino de 64 años de edad que el 12 de octubre de 2010 inicia la formación de pequeñas úlceras a nivel plantar, dorsal, maleolar del pie y región posterior de pierna izquierda, refiere que después de experimentar caída el día 12 de diciembre de 2010, presenta una elevación de los niveles de azúcar en sangre; con el desarrollo de la hiperglicemia presenta una aumento galopante de todas las úlceras, motivo por el cual fue ingresado en el Hospital San Rafael de Santa Tecla, donde se le indicó amputación de pierna izquierda a nivel de la rodilla, lo cual no aceptò, por lo cual solicitò el alta respectiva bajo su propia responsabilidad, firmando el documento de alta respectiva  a finales del mes de diciembre de 2010. A partir de esa fecha le efectúan  las curaciones en su casa de habitaciòn,  a  febrero de 2011 las úlceras se presentan en las condiciones siguientes:

 

Se observa en las fotografias n.º 1, de fecha primero de febrero de 2011, que la úlcera dorsal del pie presenta compromiso tendinoso, y que la úlcera maleolar se extiende hasta el 1/3 distal de la region posterior de pierna izquierda, que se presenta limpia y sin secresiones.       

Se aprecia que las úlceras plantares se prolongan hasta la región dorsal del pie, pasando entre los dedos primero y segundo, destacandose la apariencia desvitalizada del área plantar que se observa en la siguiente fotografia.

 

En la fotografia n.º 3 se puede apreciar la úlcera del tercio distal de la pierna izquierda, que se continua con la úlcera maleolar externa donde se aprecia el compromiso tendinoso; según refiere el paciente esas fueron las condiciones en que fue dado de alta del hospital San Rafael de Santa Tecla en el mes de diciembre de 2010, donde le habian indicado amputacion hasta nivel de la rodilla.

 

Desde el  mes de febrero de 2011, fue atendido por médico particular que le indicó antibióticos, curaciones en su casa de habitación con cocimientos de hierbas, agua y jabón, parches medicados y debridación del tejido necrótico, que se le efectuó hasta el mes de marzo de 2011, cuando su familia asume su curación, siendo en esas circunstancias que solicita ayuda al sacerdote Xavier Aguilar S.J. de la iglesia Monte Tabor, quien lo refiere para terapia nutricional; siendo visto el día 16 de abril de 2011 en las condiciones siguientes.

 

FOTOGRAFIA 4

FOTOGRAFIA 5

FOTOGRAFIA 6 ANTES DE INICIO DE TRATAMIENTO

En la fotografía n.º 4, se aprecia una reducción de la extensión de la ulcera maleolar externa por las curaciones médicas efectuadas, así como la ausencia de los tendones necrosados del dorso del pie.

En la fotografía n.º 5 de la región plantar se observa la ausencia del tendón necrosado por debridaciones anteriores; además, se aprecia moderada cantidad de secreción amarillenta.

En la siguiente fotografía de la úlcera del 1/3 distal de la región posterior de pierna izquierda, se observa también la ausencia del tendón  por debridaciones que fueron practicadas por medico particular en su casa de habitación.

Con el diagnostico de “Úlceras diabéticas múltiples en miembro inferior izquierdo se le indicó la Ingesta de alimentos sometidos a congelación lenta. 

En el caso de los vegetales se le indicó:

Cereales crudos (frijoles y arroz).

Verduras frescas recién extraídas del huerto.

Frutas recién cortadas,

 

Para los cuales, previa sanitización química se le instruyó, que fueran colocadas en el congelador a cero grados centígrados, por al menos doce horas en condiciones de oscuridad.

 

Y en el caso de escogerse animales como cangrejos, que se inmovilizaran y se sometieran a congelación hasta su muerte en condiciones aeróbicas con sanitización previa a su cocimiento (lavado con agua abundante y cepillo para eliminar lodo y otros residuos)          

 

En esas condiciones se le indicó seleccionar sus alimentos por su costo, por su accesibilidad, por el gusto y deseo del paciente, por su sabor, por consideraciones éticas, por la facilidad de procesarlos y por la zona geografica

 

Además los comestibles vegetales y animales se seleccionaron por su integridad fìsica (no mordidos ni lesionados) y por la ausencia de patologias; en el caso de los vegetales se le instruyó que no fueran sometidos a escaldado por calor (agua caliente) en ninguna parte del proceso, que se lavaran con lejia o yodo usando agua corriente abundante y se sometieran a congelacion en condiciones de aerobiosis, y particularmente en el caso de seleccionarse animales, estos tienen que ser sometidos a congelación presentando manifestaciones vitales, debiendo ser sometidos a cocción obligatoriamente antes de su ingesta.

 

En el caso de algunas verduras por su tipo consistencia, dureza y sabor posterior a su congelación y descongelación tambien fueron sometidos a cocción como los pipianes, guisquiles, yuca, papa, brocoli, coliflor …etc.

 

En el caso de las frutas se le indicó que fueran ingeridas congeladas o descongeladas (sin cocción). El paciente inicia la ingesta de alimentos sometidos a crioterapia el día 17 de abril de 2011.

 

FOTOGRAFIA 8

EVOLUCIÒN

Observandose a los quince dias del tratamiento la ausencia de secreciones, con un color de piel que muestra recuperación de la vitalidad según fotografía n.º 7.

En la fotografía n.º 8 se destaca que en corto tiempo se ha recuperado la vitalidad de la piel del miembro inferior izquierdo, siendo notorio el color rojizo del fondo de la úlcera plantar media, así como la ausencia de secreciones, observándose además el cierre parcial de la úlcera distal de la región plantar.

Se puede apreciar en la fotografia n.º 9 que hay una disminución de la secresion amarillenta y en la formación de tejido de granulación en la periferia de la úlcera, apreciandose buena irrigacion del miembro evidenciado por la coloración de la piel.

 

FOTOGRAFIA 7

FOTOGRAFIA 9

FOTOGRAFIA 10

A los 39 dìas de tratamiento a nivel del dorso del pie, unicamente se presenta una escasa secresion acuosa que le forma una costra “melicerica” que se adhiere a la pomada aplicada al paciente como puede apreciarse en la fotografia n.º 10.

En la fotografía n.º 11, correspondiente a la úlcera plantar a 39 días de “tratamiento”, se aprecia en la piel los residuos de la pomada que le han aplicado al paciente, y en el fondo una pequeña área de secreción amarillenta, que no corresponde a la pomada.

En la fotografía n.º 12, a 39 días de tratamiento con la dieta  de los alimentos sometidos a crioterapia se aprecia un aumento del tejido de granulación y la presencia de escasa secreción amarillenta, conservándose la vitalidad de la piel (según refieren familiares del paciente, las curaciones se las hacen cada tres días). No se aprecia depresión (hundimiento) en el área donde el tendón fue debridado.

Según la fotografía n.º 13, correspondiente a la úlcera maleolar  y úlcera del tercio dorsal del pie izquierdo, se puede apreciar la completa recuperación de las úlceras, la ausencia de secreciones y la ausencia de costra melicérica, observándose áreas hipocrómicas en los lugares donde hubo úlceras, apreciándose además el área deprimida donde estuvo el tendón necrosado que fue debridado.

Se puede apreciar en la fotografía Nº 14, a los 63 días de tratamiento con alimentos sometidos a congelación, la depresión donde estuvo el tendón  necrosado y que fue debridado, observándose las úlceras plantares  completamente sanas, pudiéndose apreciar que el primer dedo se encuentra  caído por la ausencia del tendón extensor correspondiente al primer dedo del  pie que presentó necrosis, destacándose la vitalidad de toda la región plantar.

Se aprecia en  la fotografía n.º 15 un mayor crecimiento del tejido de granulación, persistiendo una pequeña área con secreción amarillenta en el extremo distal de la úlcera, conservándose la vitalidad de la piel.

 

En la fotografía n.º 16 se puede apreciar que las ulceras dorsal y maleolar del pie izquierdo, se hallan completamente sanas, apreciándose áreas hipopigmentadas, habiendo sanado en 93 días a partir del inicio de la ingesta de los alimentos sometidos a crioterapia.

En la fotografía Nº 17 se puede apreciar que las ulceras plantares del miembro inferior izquierdo se hallan completamente sanas, destacando el color rosado de la piel, que manifiesta una vitalidad particular.

En la fotografía n.º 18 se puede apreciar que la ulcera del tercio distal de la región posterior de la pierna izquierda se halla completamente sana, observándose únicamente la presencia de un área hipopigmentada correspondiente a la antigua úlcera, habiendo sanado en 93 días a partir del inicio de la ingesta de los alimentos sometidos a crioterapia.

 

 

FOTOGRAFIA 11

FOTOGRAFIA 12

FOTOGRAFIA 13

FOTGRAFIA 14

FOTOGRAFIA 15

FOTOGRAFIA 16

FOTOGRAFIA 17 A 93 DIAS DE TRATAMIENTO

FOTOGRAFIA 18 A 93 DIAS DE TRATAMIENTO

CONTINUACIÒN...

 

ANALISIS Y DISCUSIÒN

La conservación en frio hace que se produzcan y acumulen en los organismos una sustancia termoestable, soluble en agua [3], que produce en el organismo que los ingiere, efectos anabólicos, que se traduce en un incremento de los mecanismos de regeneración y defensa.

 

CONCLUSIONES

La ingesta de vegetales o animales sometidos a una temperatura de cero grados centígrados, los vegetales en condiciones de oscuridad y los animales hasta su muerte, ambos en condiciones aeróbicas producen en el organismo que los ingiere un incremento en las capacidades de regeneración [4], lo cual se evidencia en la recuperación de toda lesión orgánica. Conforme al principio bioquímico que dice: “La aplicación de una carga energética alta  produce un bloqueo de las rutas productoras de energía (catabolia)  y un estímulo de las rutas utilizadoras de energía (anabólicas) [5]. De manera particular en el caso presentado, donde se tuvo total recuperación en un periodo de 93 días.

 

Esta terapéutica tiene aplicación en enfermedades degenerativas como cáncer de piel,  insuficiencia renal, esclerosis lateral amiotrófica. Esclerosis múltiple, cirrosis hepática, úlceras diabéticas, úlceras varicosas, úlceras por decúbito, disfunción eréctil, glucogenósis [6]. Teniendo además otras aplicaciones como en falta de consolidación de fracturas, ceguera por alcohol metílico, sordera por  aminoglicósidos, síndrome Guillen Barré Landry, polimiositis, mieloma múltiple,  secuelas de ACV, pacientes en coma, colagenopatías como psoriasis,  esclerodermia y lupus eritematoso.

 

RECOMENDACIONES

  1. Incorporar la terapéutica del uso de los alimentos sometidos a crioterapia en el arsenal terapéutico del sistema hospitalario, según lo propuesto en el protocolo.
  2. Incorporar el nuevo conocimiento en las Escuelas de Medicina, Odontología, Nutrición Enfermería y Medicina Veterinaria, según lo propuesto en el protocolo.

 

REFERENCIAS

[1] Javier Urrutia García. TEORÍA SOBRE EL ORIGEN DE LA VIDA CELULAR (SALUD CELULAR) 2004. Propiedad Intelectual registrada en Centro Nacional de Registro (CNR).

[2] TECNOLOGÍA DE CONGELACIÓN DE ALIMENTOS

http://html.rincondelvago.com/tecnologia-de-congelacion-de-alimentos.htmlTECNOLOGÍA.

[3] Eduardo Camporeales. 1975. ANÁLISIS CUALITATIVO DE PRODUCTOS DE ACCIÓN ANABÓLICA. Facultad de Química y Farmacia. Universidad de El Salvador. San Salvador. El Salvador C.A.

[4] Vladimir Petrovich Filatov. 1955. LA TISULOTERAPIA. 1.ª Edición. Ediciones en Lenguas extranjeras. Moscú URSS

[5] Stryer Lubert, Jeremy M. Berg, John L Tymoczko. BIOQUÍMICA. 5ª Edición. Editorial Reverté S.A. MÉXICO D.F. 2003. 2.

[6] Javier Urrutia García. 2013. APLICACIÓN DE LOS ALIMENTOS SOMETIDOS A CONGELACIÓN LENTA EN ENFERMEDADES DEGENERATIVAS. www.drurrutia.net

[7]  F. Artés Tomado el 3 de diciembre de 2009. DAÑOS POR FRÍO EN LA POSTRECOLECCIÓN DE FRUTAS Y HORTALIZAS. Universidad Politécnica de Cartagena.

 

 

 

PROPUESTA DE PROTOCOLO PARA EL USO DE LOS ALIMENTOS SOMETIDOS A CONGELACIÒN LENTA EN TERAPÈUTICA.

PALACIO DE LAS CONVENCIONES LA HABANA CUBA

La congelación y refrigeración cumplen las siguientes condiciones: Poseen la máxima capacidad de conservación de los alimentos, producen mínimos cambios en las características organolépticas de los alimentos, la esfera de aplicación es amplia, tienen un coste mínimo, y no presentan perjuicio para la salud; más bien al enfriar los tejidos comestibles vegetales y animales, a temperaturas entre cero y cuatro grados centígrados por al menos doce horas, por aumentar la tasa respiratoria producen un incremento celular y tisular de las moléculas trifosforiladas siguientes: Adenosin trifosfato (ATP) [7],  Timidin Trifosfato (TTP), Citidin Trifosfato (CTP), Guanosin trifosfato (GTP), y Uridin trifosfato (UTP), que le dan a los tejidos comestibles propiedades  energizantes y anabolizantes, los cuales pueden usarse en niños, adolescentes, ancianos, deportistas, mujeres embarazadas, y aun en personas que padecen o convalecen de enfermedades infecciosas y degenerativas, o que solamente convalecen de una cirugía.

 

  1. a.       Medidas de control de la crioterapia como terapéutica

Se controlarán los siguientes requisitos:

 

El primer requisito será que todos los tejidos vegetales y animales que se sometan a temperaturas bajas entre 0° y 4° C estén “vivos”. Se consideraran tejidos vivos todos los cereales en semilla no sometidos a cocción, las frutas recién cortadas de la planta, las verduras tal como son traídas del huerto, y los animales vivos (respirando y con manifestaciones vitales).

 

Se seleccionaran los alimentos asì:

Por su costo;

por su accesibilidad;

por la facilidad de procesarlos;

por los equipos de congelación disponibles;

por la zona geográfica;

por el gusto y deseo del paciente;

por su sabor;

por la facilidad de procesarlos;

por razones culturales (Ejemplos: zompopos de mayo, orugas y chapulines en México; escorpiones,    en China) y

por consideraciones éticas, de manera especial, aquellas que norman la        experimentación con animales, las normas de las sociedades protectoras de animales y los convenios internacionales que prohíben la caza de determinadas especies.

 

El segundo requisito es la sanitización de las especies vegetales comestibles por método químico, usando lejía o yodo y agua limpia, en esta fase por ningún motivo se aplicará el escaldado con agua caliente o en ebullición.

 

El tercer requisito será que el cuarto frío o sistema refrigerante debe conservar una temperatura entre cero y cuatro grados centígrados de manera constante y sin fluctuaciones, la cual deberá ser controlada de manera frecuente con el termómetro adecuado. 

 

El cuarto requisito es relativo al tiempo; los vegetales deben ser conservados por al menos doce horas a una temperatura entre 0º y 4º centígrados en oscuridad, para garantizar la obtención de sus propiedades energizantes (Filatov menciona temperatura entre 2º y 4º grados centígrados).  En animales el tiempo de exposición, almacenaje o conservación será la temperatura de cero grados centígrados hasta que se produzca su muerte, lo cual debe ser controlado con reloj y anotado en bitácora.

 

Resulta ideal el suministro de oxígeno adicional a la cámara refrigerante para que no exista límite en la reacción de la respiración.

 

b. La calidad de los productos

La calidad de los productos alimenticios estará dada por las buenas condiciones de los productos comestibles sometidos a enfriamiento, tales como la madurez adecuada y la ausencia de enfermedades.

 

Por otra parte, la calidad de los productos también estará determinada  por el uso de tejidos vivos comestibles enfriados en condiciones aeróbicas (respirando y con manifestaciones vitales), para obtener una producción eficiente de moléculas trifosforiladas como el Adenosin Trifosfato (ATP), Timidin Trifosfato, (TTP), Guanosin Trifosfato (GTP), Citidin Trifosfato (CTP), y Uridin Trifosfato (UTP).

 

Finalmente la calidad estará determinada por la observancia de los tiempos de exposición al frío, porque se obtiene la máxima acumulación en los tejidos de moléculas trifosforiladas   (ATP, TTP, GTP, CTP, UTP), por aumento de la actividad respiratoria mientras están con vida. Actividad respiratoria que se da como repuesta metabólica al frío donde la célula produce calor con el fin de mantener la homeostasis térmica. Los animales se expondrán a cero grados centígrados hasta su muerte, y los vegetales por al menos doce horas.

 

La acumulación de moléculas trifosforiladas  es la condición que le otorga a los tejidos comestibles las propiedades de ser energizantes y anabolizantes.

 

En síntesis la calidad del producto radicará en el cumplimiento estricto de la exposición de los tejidos vivos vegetales y animales a temperaturas entre cero y cuatro grados, en condiciones aeróbicas y en el respeto de los tiempos de exposición al frío.

 

  1. c.        Las características garantizadas. 

En cereales tipo frijoles (blancos, rojos y negros).

 

Los frijoles tradicionalmente, después de que se cosechan se secan, se limpian y se almacenan en silos con el plaguicida respectivo, o se embolsan para su venta; finalmente, para comerse se limpian, se lavan y después se someten a cocción.

 

La característica a garantizar será que los frijoles, después de ser extraídos del silo, del saco o de la bolsa, y después de una segunda limpieza manual, se someterán a temperaturas entre cero y cuatro grados centígrados por al menos doce horas en oscuridad, procediendo inmediatamente después a su lavado y después a su cocción, siendo el enfriamiento lo que les otorga las propiedades energizantes y anabolizantes.

 

En cereales tipo arroz (no precocido).

En cuanto al arroz de rutina, este se cosecha, se seca, se desgranza, se almacena en silos o en sacos, se embolsa, se limpia y se  lava antes de su cocción, la característica a garantizarse será que se someta a temperaturas entre cero y cuatro grados centígrados por al menos doce horas en oscuridad, el arroz ya limpio y antes de lavarlo para su cocción, con cuyo proceso adquiere el carácter energizante y anabolizante.

 

En cereales tipo maíz.

El maíz, después que se cosecha, se desgrana, se asolea y se limpia, almacenándose en silos con el plaguicida respectivo; colocándose finalmente en sacos para su comercialización.

 

En el caso del maíz del silo, cuando el agricultor califica que está en su punto para consumo, será el momento en que debe garantizarse su almacenamiento a una temperatura entre cero y cuatro grados centígrados en oscuridad por al menos doce horas, procediéndose después a su cocimiento para elaborar harina o masa o productos de consumo como pan, galletas o tortillas, con cuyo enfriamiento se producen y acumulan moléculas trifosforiladas.

 

En verduras.

Se garantizará que las verduras recién extraídas del huerto se lavarán con agua limpia, se secarán y después se colocarán en una bolsa negra a efectos de bloquear la fotosíntesis en el caso de que el sistema refrigerante posea puertas traslúcidas o transparentes, ya sea de plástico o de vidrio, pudiéndose obviar si el sistema es hermético y no deja pasar la luz, almacenándolas de manera inmediata a una temperatura entre cero y cuatro grados centígrados por al menos doce horas; procediéndose a descongelarse antes de su procesamiento, cocimiento o consumo, enfriamiento que induce la producción y almacenamiento de moléculas trifosforiladas.

 

En frutas.

La característica a garantizarse para las frutas será establecer que sean productos recién cortados o cosechados, que se saniticen adecuadamente con métodos químicos y agua limpia, secados con aire o manta, colocándose dentro de una bolsa negra a efectos de bloquear la fotosíntesis, en el caso de que el sistema refrigerante posea puertas traslúcidas o trasparentes, ya sea de plástico o de vidrio, pudiéndose obviar poner en bolsa negra si el sistema es hermético y no deja pasar la luz. Y que finalmente las frutas ya limpias y embolsadas se conserven a una temperatura entre cero y cuatro grados centígrados por al menos doce horas, procediéndose a descongelar antes de su procesamiento, cocimiento o consumo, aunque pueden ingerirse también congeladas.

 

En animales.

Para los animales vivos se garantizará que se coloquen a una temperatura  de cero grados centígrados hasta su muerte por frío y no por anoxia, lo cual ocurre al colocarlos  en el congelador a cero centígrados hasta su muerte; aquí se establece dejarlos por al menos doce horas, (a pesar de que se puede utilizar cualquier animal; de manera especial se recomienda el uso de los cangrejos (jaiba, tihuacal, punche o ajalin), toda vez se coloquen vivos en el sistema refrigerante; pudiéndose usar peces de mar o de agua dulce, siempre que se trasladen vivos en un recipiente con agua salada o dulce, según sea el caso, y se coloquen en el congelador hasta su muerte; se pueden utilizar langostas toda vez se colecten vivas y se mantengan y transporten en agua de su medio, igual puede aplicarse para los camarones, tanto de río como de mar, que también se tienen que trasladar y colocar en el sistema refrigerante en recipientes que contengan agua dulce o salada, según sea su origen, recordando que es condición indispensable que los animales no mueran por anoxia sino de frío; porque el frío provoca que los tejidos animales produzcan y acumulen moléculas trifosforiladas por incremento de la tasa respiratoria, en el proceso celular de intentar mantener la homeostasis térmica produciendo calor.

 

 

 

 

 

                                                                                         

 


[1]/Javier Urrutia García investigador salubrista y ambientalista del Centro de investigaciones en Ciencias y Humanidades de la Universidad Dr. José Matías Delgado. Email:drurrutiaster@gmail.comREVISTA AKADEMOS

PALACIO DE LASS CONVENCIONES LA HABANA CUBA